lunes, 13 de diciembre de 2010

La teología de los iconos


El arte iconográfico tiene por misión: (...) posibilitar la visión trascendente (...), restablecer el nexo existente entre el mundo visible y el mundo invisible.

Algo específico del icono es la imitación de lo que se contempla en orden a la santificación del cristiano. Un icono, una cruz, son portadores de una energía espiritual, capaz de contribuír a la obra de salvación del hombre. Los iconos de los santos (...) son imagenes que irradian paz, la paz del que ha pasado por el combate interior, del que triunfó sobre las pasiones.

Los iconos subliman la inteligencia del hombre por medio de la enseñanza de los misterios de Dios; su memoria, a través del recuerdo de la presencia simbolizada en él, y la voluntad, como consecuencia de la santificación que proponen.

De Orando a Jesús en los iconos, P. Elías Cavero Domínguez, Ed. Bonum, 2004.

Icono: Paternidad por Elena Storni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario