jueves, 10 de junio de 2010

Inmaculado Corazón de María (F) Sábado siguiente a la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.

"Oh, Virgen mía, oh Madre mía, yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón y te consagro mi cuerpo y mi alma, mis pensamientos y mis acciones. Quiero ser como tu quieres que sea, hacer lo que tu quieres que haga. No temo pues siempre estás conmigo. Ayúdame a amar a tu hijo Jesús con todo mi corazón y sobre todas las cosas. Pon mi mano en la tuya para que estés siempre conmigo".



Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María.

Sagrado Corazón de Jesús (F) Viernes siguiente al 2º Domingo de Pentecostés.

"...Este estrecho vínculo que, según la Sagrada Escritura, existe entre el Espíritu Santo, que es amor por esencia, y la caridad divina que debe encenderse cada vez más en el alma de los fieles, nos revela a todos en modo admirable,..., la íntima naturaleza del culto que se ha de atribuír al Sacratísimo Corazón de Jesucristo. En efecto, manifiesto es que este culto, si consideramos su naturaleza peculiar, es el acto de religión por excelencia, esto es, una plena y absoluta voluntad de entregarnos y consagrarnos al amor del Divino Redentor, cuya señal y símbolo más viviente es su corazón traspasado".

Fragmento de la Carta Encíclica Haurietis Aquas (Beberéis Aguas) de S.S Pío XII sobre el culto al Sagrado Corazón de Jesús.

"In hoc signo vinces" Vencerás por este signo.