martes, 29 de marzo de 2011

Profeta Amós (31 de Marzo)

El Señor de los ejércitos toca la tierra y ella se deshace, y todos sus habitantes están de duelo; la tierra entera crece como el Nilo y luego baja como el Río de Egipto. Él construyó en el cielo las gradas de su trono y cimentó su bóveda sobre la tierra; él convoca a las aguas del mar y las derrama sobre la faz de la tierra: ¡su nombre es “el Señor”!

Am 9, 5-6

Profeta Amos, icono (S. XVIII), del Iconostasio del Monasterio Kizhi, Rusia.

jueves, 24 de marzo de 2011

Anunciación del Señor (25 de marzo)

En el sexto mes, el Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María. El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo». Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo. Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin». María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?». El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios». María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho». Y el Ángel se alejó.

Lc 1, 26-38

La Anunciación por Graciela Maggi.

miércoles, 23 de marzo de 2011

El Icono como expresión de la Gloria

El icono reverbera con el esplendor glorioso de la luz, según puede advertirse en las imagenes radiantes de Cristo, la Virgen y los santos. La santidad es luz interior. La Iglesia reconoce la posibilidad de traducir en la lengua de las formas, de las líneas y de los colores el resultado de la acción divina en el hombre. En los iconos, el brillo interior del santo parece concentrarse en el rostro, según aquello que la Iglesia canta al Señor en su liturgia: "Tu luz resplandece en el rostro de tus santos".



De El Icono, esplendor de lo sagrado, P.A.Saenz SJ, Ed.Gladius, 2004.

Virgen de la Ternura por Elena Storni.

sábado, 19 de marzo de 2011

San Jose (19 de Marzo)

San José, guardián de Jesús y casto esposo de María, tu empleaste toda tu vida en el perfecto cumplimiento de tu deber, tu mantuviste a la Sagrada Familia de Nazaret con el trabajo de tus manos. Protege bondadosamente a los que recurren confiadamente a ti. Tu conoces sus aspiraciones y sus esperanzas. Se dirigen a ti porque saben que tu los comprendes y proteges. Tu también conociste pruebas, cansancio y trabajo. Pero, aún dentro de las preocupaciones materiales de la vida, tu alma estaba llena de profunda paz y cantó llena de verdadera alegría por el íntimo trato que goza con el Hijo de Dios, el cual te fue confiado a ti a la vez que a María, su tierna Madre. Amén.


Juan XXIII


San Jose y el Niño por Ruben Nogueira.

jueves, 17 de marzo de 2011

San Patricio (17 de Marzo)

Cristo conmigo, Cristo ante mí, Cristo tras de mí, Cristo en mí, Cristo bajo mí, Cristo sobre mí, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo cuando me acuesto, Cristo cuando me siento, Cristo cuando me levanto, Cristo en el corazón de todo hombre que piensa en mí, Cristo en la boca de todo hombre que hable de mí, Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me escucha.

Coraza de San Patricio (fragmento).


sábado, 12 de marzo de 2011

Santa Matilde (14 de Marzo)

Santa Matilde, reina santa y generosa: haz que todas las mujeres del mundo que tienen altos puestos o bienes de fortuna, sepan compartirlos con los más pobres con toda la generosidad posible, para que así se ganen los premios del cielo con sus limosnas en la tierra. Amén.

lunes, 7 de marzo de 2011

Dios llega a nosotros no solo por la Palabra sino también por la Imagen (4-fin)

Entre la audición y la contemplación hay una suerte de "communicatio idiomatum" (*), según observa Simeón, el Nuevo Teólogo: "La divina Escritura emplea habitualmente contemplación de Dios por audición y audición por contemplación". (...) Según una antigua tradición, Lucas fue a la vez, evangelista e iconógrafo, el primer iconógrafo. Señala Evdokimov que sus dos carismas, inspirados por Dios al mismo tiempo, estaban al servicio de la única verdad evangélica. En los maitines de la fiesta de nuestra Señora de Vladimir, el primer canto del Canon, que se dirige a la Santísima Virgen, alaba así al evangelista pintor: "Al hacer tu icono venerable, el divino Lucas, escritor del Evangelio de Cristo, inspirado por la voz divina, representó en tus brazos al Creador de todas las cosas". El Evangelista San Juan, por su parte, que tanto destacó la visibilización del Verbo, es considerado como patrono de los iconógrafos: "Para enseñar la iconografía y comprender el icono, rezad a San Juan", se lee en "La Vida de San Juan el Evangelista". De este modo, la inspiración de los evangelistas y la de los iconógrafos, por cierto que sin identificarse, se compenetran al servicio de la revelación del Misterio.

(*) "Intercambio de las propiedades" (divinas y humanas en Jesucristo).

De "El icono, esplendor de lo sagrado", P. Alfredo Saenz SJ, Ed. Gladius, 2004.

Icono: San Lucas iconógrafo, escuela de Pskov, siglo XVII (parcial).

Santas Perpetua y Felicitas (7 de marzo)

Dios todopoderoso, que con la fuerza de tu amor hiciste a las santas mártires Perpetua y Felicitas intrépidas ante el perseguidor e invencibles ante los tormentos de la muerte, concédenos, por su intercesión, perseverar firmes en la fe y crecer siempre en tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

martes, 1 de marzo de 2011

San Blas (3 de Marzo)

Oh glorioso San Blas, que con tu martirio dejaste a la Iglesia un ilustre testimonio de la fe, haznos alcanzar la gracia de conservar este divino don, y de defender, de palabra y con las obras, la verdad de la misma fe, hoy tan combatida y ultrajada. Amén.