lunes, 25 de julio de 2011

Santa Brígida de Suecia (23 de Julio)

"Alabada seas, Señora mía Virgen María, porque luego que comprendiste que existía tu Creador, al punto lo comenzaste a amar encarecidamente sobre todas las cosas, y en aquel momento ordenaste todos tus actos con suma discreción para honra de Dios; distribuyendo en rezos y ejercicios todo tu tiempo tanto de día como de noche, y moderando de tal suerte el sueño y comida de tu glorioso cuerpo, que siempre lo tenías dispuesto para servir a Dios. Infinita gloria te sea dada, Señora mía Virgen María, que ofreciste humildemente tu virginidad al mismo Dios, y así no te cuidaste de quién se desposaría contigo, porque sabías, que aquel a quien primeramente habías dado palabra, era mejor y más poderoso que todos los demás... "

Oración a la Virgen María (fragmento), Santa Brígida de Suecia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario