viernes, 7 de enero de 2011

Bautismo del Señor (9 de Enero)

"Entonces Jesús fue desde Galilea hasta el Jordán y se presentó a Juan para ser bautizado por él. Juan se resistía, diciéndole: «Soy yo el que tiene necesidad de ser bautizado por ti, ¡y eres tú el que viene a mi encuentro!». Pero Jesús le respondió: «Ahora déjame hacer esto, porque conviene que así cumplamos todo lo que es justo». Y Juan se lo permitió.
Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se le abrieron los cielos, y vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y dirigirse hacia él. Y se oyó una voz del cielo que decía: «Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección».

Mt 3, 13-17

Epifanía del Señor (6 de Enero)

"Los Magos van por su camino y buscan a Dios y nosotros–hombres y mujeres del tercer milenio-tenemos que saber que la Palabra de Dios es la verdadera estrella que, en la incertidumbre de los discursos humanos, nos ofrece el inmenso esplendor de la verdad divina. Dejémonos guiar por la estrella, que es la Palabra de Dios caminando con la Iglesia, en donde la Palabra puso su morada. De este modo también nosotros nos volveremos estrella para los otros, reflejo de aquella luz que Cristo hizo resplandecer sobre nosotros".

SS Benedicto XVI, Homilía (fragmento), Epifanía del Señor, 6/1/2011

Imagen: Los Tres Reyes Magos (mosaico), San Apolinar Nuovo, Ravena, Italia.