lunes, 7 de marzo de 2011

Dios llega a nosotros no solo por la Palabra sino también por la Imagen (4-fin)

Entre la audición y la contemplación hay una suerte de "communicatio idiomatum" (*), según observa Simeón, el Nuevo Teólogo: "La divina Escritura emplea habitualmente contemplación de Dios por audición y audición por contemplación". (...) Según una antigua tradición, Lucas fue a la vez, evangelista e iconógrafo, el primer iconógrafo. Señala Evdokimov que sus dos carismas, inspirados por Dios al mismo tiempo, estaban al servicio de la única verdad evangélica. En los maitines de la fiesta de nuestra Señora de Vladimir, el primer canto del Canon, que se dirige a la Santísima Virgen, alaba así al evangelista pintor: "Al hacer tu icono venerable, el divino Lucas, escritor del Evangelio de Cristo, inspirado por la voz divina, representó en tus brazos al Creador de todas las cosas". El Evangelista San Juan, por su parte, que tanto destacó la visibilización del Verbo, es considerado como patrono de los iconógrafos: "Para enseñar la iconografía y comprender el icono, rezad a San Juan", se lee en "La Vida de San Juan el Evangelista". De este modo, la inspiración de los evangelistas y la de los iconógrafos, por cierto que sin identificarse, se compenetran al servicio de la revelación del Misterio.

(*) "Intercambio de las propiedades" (divinas y humanas en Jesucristo).

De "El icono, esplendor de lo sagrado", P. Alfredo Saenz SJ, Ed. Gladius, 2004.

Icono: San Lucas iconógrafo, escuela de Pskov, siglo XVII (parcial).

Santas Perpetua y Felicitas (7 de marzo)

Dios todopoderoso, que con la fuerza de tu amor hiciste a las santas mártires Perpetua y Felicitas intrépidas ante el perseguidor e invencibles ante los tormentos de la muerte, concédenos, por su intercesión, perseverar firmes en la fe y crecer siempre en tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.