miércoles, 29 de febrero de 2012

miércoles, 22 de febrero de 2012

Miércoles de Ceniza: Inicio del Tiempo Cuaresmal (22 de Febrero) hacia la Pascua del Señor.

"Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. (...) Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará".
Mt 6, 1-6. 16-18

domingo, 19 de febrero de 2012

Beata Jacinta Marto, vidente de Fátima (20 de Febrero).

"Si los hombres supiesen lo que es la eternidad harían todo por cambiar de vida".

De Ntra. Sra. de Fátima a Jacinta Marto.













Beata Jacinta Marto
, mosaico (detalle), Santuario de la Sma. Trinidad, Fátima, Portugal.

lunes, 13 de febrero de 2012

San Valentín (14 de Febrero)

Señor que diste al Obispo San Valentín el coraje para ser tu testigo aún a costa de su propia vida y de predicar sin temor tu palabra, te pedimos que a ejemplo suyo, prediquemos con valor el Evangelio y seamos tus testigos hasta los confines del mundo.





Imagen: http://www.monasteryiconsblog.com

Ntra. Sra. de Lourdes (11 de Febrero)

"La Iglesia, por la voz de sus Papas, no cesa de recomendar a los católicos que presten atención al mensaje de Lourdes".

SS Juan XXIII, 1958, centenario de las apariciones de Lourdes.

Foto: Interior del Santuario Ntra. Sra. de Lourdes, Santos Lugares, Pdo. 3 de Febrero, Pcia. Bs.As, Argentina.

viernes, 10 de febrero de 2012

Santa Escolástica (10 de Febrero)


Te rogamos, Señor, al celebrar la fiesta de santa Escolástica, virgen, que, imitando su ejemplo, te sirvamos con un corazón puro, y alcancemos así los saludables efectos de tu amor. Amén.





Icono: Santos Benito y Escolástica por Nancy Nota.

En el Taller...



sábado, 4 de febrero de 2012

Santa Águeda o Ágatha (5 de Febrero)

Te rogamos señor que la virgen Santa Águeda nos alcance tu perdón, pues ella fue agradable a tus ojos por la fortaleza que mostró en su martirio y por el mérito de su castidad. Por JNS, amén.

Foto: Santa Águeda (www.homeindouglas.blogspot.com).

viernes, 3 de febrero de 2012

San Blas (3 de Febrero)

San Blas, santo pontífice y mártir, que, perseguido, te agradaba la penitencia del desierto, y con tus milagros convertiste a numerosos paganos, te rogamos nos libres de los males de garganta, y nos concedas la voz; para dar testimonio de la fe con nuestras palabras, y gozar algún día del cielo en tu compañía. Amén.




San Blas
(www.traditions-monastiques.com).

jueves, 2 de febrero de 2012

La Presentación de Jesús en el Templo (2 de Febrero)


La Presentación de Jesús en el Templo


Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está escrito en la Ley: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. También debían ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o de pichones de paloma, como ordena la Ley del Señor.

El canto de Simeón

Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor. Conducido por el mismo Espíritu, fue al Templo, y cuando los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones de la Ley, Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo:
«Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación
que preparaste delante de todos los pueblos: luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel».

La profecía de Simeón

Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él. Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: «Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos».

La profecía de Ana

Había también allí una profetisa llamada Ana, hija de Fanuel, de la familia de Aser, mujer ya entrada en años, que, casada en su juventud, había vivido siete años con su marido. Desde entonces había permanecido viuda, y tenía ochenta y cuatro años. No se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día con ayunos y oraciones. Se presentó en ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba acerca del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

La infancia de Jesús en Nazaret

Después de cumplir todo lo que ordenaba la Ley del Señor, volvieron a su ciudad de Nazaret, en Galilea. El niño iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él.

Lc 2, 22-40

Icono:
La Presentación de Jesús en el Templo, Andrei Rublev, 1405.