lunes, 9 de julio de 2012

Ntra. Sra. de Itatí (9 de Julio)

 
Tiernísima Madre de Dios y de los hombres que, bajo la advocación de la pura y limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí miraste con ojos de misericordia por más de tres siglos a todos los que te han implorado, no deseches ahora las súplicas de este tu hijo, que humildemente recurre a ti. Atiende mis necesidades, que tu mejor que yo las conoces. Y, sobre todo, Madre mía, concédeme un gran amor a tu divino Hijo Jesús y un corazón puro, humilde y prudente, paciencia en la vida, fortaleza en las tentaciones y consuelo en la muerte.
 
Así sea. Corrientes, 16 de Julio de 1979
Concédemos indulgencia parcial a los que rezaren esta oración.
MONS. ANTONIO F. ROSSI Arzobispo de Corrientes
.