martes, 31 de mayo de 2016

Sagrada Eucaristía.


"El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él". 

Jn 6,56

Icono: La Comunión de los Apóstoles - Mirna Marano

miércoles, 25 de mayo de 2016

Corpus Christi.

Sagrario del Altar el nido de tus más tiernos y regalados amores. Amor me pides, Dios mío, y amor me das; tu amor es amor de cielo, y el mío, amor mezclado de tierra y cielo; el tuyo es infinito y purísimo; el mío, imperfecto y limitado. Sea yo, Jesús mío, desde hoy, todo para Ti, como Tú los eres para mi. Que te ame yo siempre, como te amaron los Apóstoles; y mis labios besen tus benditos pies, como los besó la Magdalena convertida. Mira y escucha los extravíos de mi corazón arrepentido, como escuchaste a Zaqueo y a la Samaritana. Déjame reclinar mi cabeza en tu sagrado pecho como a tu discípulo amado San Juan. Deseo vivir contigo, porque eres vida y amor. Por sólo tus amores, Jesús, mi bien amado, en Ti mi vida puse, mi gloria y porvenir. Y ya que para el mundo soy una flor marchita, no tengo más anhelo que, amándote, morir. 

Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz.

Oración por la Patria.



María Auxiliadora.

 

"Para obtener una gracia especial la jaculatoria más eficaz es ésta: «María Auxiliadora ruega por nosotros»!".
San Juan Bosco.
Icono: María Auxiliadora - María Laura Fernández Álvarez.


La Santísima Trinidad.


"La fe de todos los cristianos se cimenta en la Santísima Trinidad"
San Cesáreo de Arlés. 
Icono: La Trinidad - Elena Storni.

domingo, 15 de mayo de 2016

María Madre de la Iglesia.

"Nos proclamamos a María Santísima, Madre de la Iglesia, es decir, Madre de todo el Pueblo de Dios, tanto de los fieles como de los pastores que la llaman Madre Amorosa y queremos que de ahora en adelante, sea honrada e invocada por todo el pueblo cristiano con este gratísimo título" 










Pablo VI, Clausura de la 3a etapa conciliar, CVII, 21.11.1964.  

Pentecostés.


Pentecostés - Elena Storni

viernes, 13 de mayo de 2016

Nuestra Señora de Fátima.

Altísimo Dios de todo lo creado, en quien creo, espero, y amo sobre todas las cosas, y a quien me pesa con gran dolor de haber ofendido. Te ofrezco Señor, por medio del Corazón Inmaculado de María todas las obras y sufrimientos de este día y de todos los días de mi vida, para reparar por mis propios pecados y por la conversión de los pecadores. Te ruego Virgen Santísima de Fátima, me ayudes en los momentos difíciles de la tentación y en la hora de mi muerte, para que goce contigo las delicias del Cielo. Amén.

domingo, 8 de mayo de 2016

La Ascensión del Señor.

"... y añadió: «Así estaba escrito: el Mesías debía sufrir y resucitar de entre los muertos al tercer día, y comenzando por Jerusalén, en su Nombre debía predicarse a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de todo esto. Y yo les enviaré lo que mi Padre les ha prometido. Permanezcan en la ciudad, hasta que sean revestidos con la fuerza que viene de lo alto». Después Jesús los llevó hasta las proximidades de Betania y, elevando sus manos, los bendijo. Mientras los bendecía, se separó de ellos y fue llevado al cielo. Los discípulos, que se habían postrado delante de él, volvieron a Jerusalén con gran alegría, y permanecían continuamente en el Templo alabando a Dios".
Lc 24,46-53
Icono: La Ascensión del Señor-Ruben Nogueira